Bajo el mismo firmamento

 

Hoy es un día muy bonito y muy importante para los gallegos y gallegas que amamos nuestra cultura: es el día de las Letras Galegas.

A pesar de ser nula con la guitarra, quise escribir una canción para celebrar el paraíso en el que he nacido, y al mismo tiempo solidarizarme con todos los que en este momento huyen de sus hogares a través del mar, para alcanzar la añorada paz que hace tiempo les arrebataron. Una paz que, por suerte, nosotros disfrutamos cada día.

Os dejo aquí la letra, que intentaré traducir pronto al inglés:

“Vinte voltas a Lourenzo,
madurando o pensamento,
fixéronme hoxe acordar
que de risos e lamento
xente, lendas e momentos
vaise facendo un fogar.

Sei que Galiza é singular:
recuncho de loitadores,
cantadores de alalás.
Leva música no vento
Leva maxia no falar.

Mais permite que dubide
que sexan moi diferentes
mais ó sur de Portugal.
Compartindo sentimento
baixo o mesmo ceo aberto
que non deixa de abraiar.

Moitas voltas deu a lúa
e a bandeira que era túa
con folgos quero ondear.
Vou derruba-la fronteira.
Vén cantar á miña beira,
ésta choiva ha de amizar!

Din que Galiza é singular.
Dou grazas por ter a sorte
de crecer nunha postal
Súas cores danme forza
E a ledicia cheira o mar.

Mais permite que dubide
que sexamos diferentes
dos que están tralo Courel.
Compartimos sentimento
baixo o mesmo firmamento
ése que nos viu nacer.

Sei que Galiza é singular,
recuncho de soñadores,
folieiros, os que mais!

Súas cores danme vida,
e a marea dame paz…”

Espero que os guste, sobre todo a los compatriotas.

Con cariño,

Andrea

Riquiños en Cáceres

¡Hola a todos!

Hacía muchísimo tiempo que no publicaba ningún vídeo, pero tengo una buena excusa: me he cambiado de país y de trabajo. Todavía me estoy adaptando a la nueva rutina, pero estudiando al mismo tiempo, una no da para más.

He estado poco activa en el blog, pero no han dejado de ocurrírseme ideas y cosas que quería compartir aquí con vosotros, entre ellas, esta boda tan especial.

En Abril me fui a Cáceres, invitada por dos viejos amigos que se casaban. No os cuento más, todo lo importante está en el vídeo. Si queréis seguir sus aventuras, haced click aquí para acceder al blog Formigable y aquí para el artículo de Miriam sobre la preparación de la fiesta.

¿Una boda sostenible? ¡Sí, quiero!

Como siempre, esperando que el vídeo os aporte algo bonito.

Un abrazo primaveral,

Andrea