Regalos: Cómo decir “te quiero” sin cargarse el planeta

Si estás leyendo esto es porque quieres ofrecer regalos que reflejen mejor tus valores. Enhorabuena por intentarlo; no siempre es fácil. Y yo quiero echarte una mano. ¿Qué sentido tendría pasarse el año diciendo que nos importa el medio ambiente o que nos preocupamos por los derechos humanos si luego comprásemos cosas que promueven justamente el mundo que NO queremos?

Hay regalos que hacemos por compromiso

La Navidad es una época en la que hacemos regalos hasta al compañero de la oficina que peor nos cae porque nos ha tocado en el Amigo Invisible. Compramos de todo y para todos y nuestro único objetivo (a veces) es salir de un apuro, hacer reír, cumplir con un compromiso y ser socialmente aceptados. Ya lo dice la RAE: Regalo es una dádiva que se hace voluntariamente o por costumbre. En esos casos en que no nos apetece pararnos a pensar demasiado en lo que vamos a regalar, yo recomiendo evitar encarecidamente las chorradas de plástico made in China o cualquier otro objeto sin valor que vaya a terminar en la basura al cabo de unos meses. Si no tienes mucho presupuesto y quieres regalar algo que vaya a gustar, vete a los postres, al chocolate o a productos delicatessen. Es algo que agrada y que se puede disfrutar o saborear. También puedes optar por la artesanía (velas, jabones o adornos) si no sabes qué le gusta comer o beber a esta personaSi son hechos en tu misma región, mucho mejor. Y si están envueltos en papel o vidrio en lugar de plástico, ya estarás en nivel experto.

Si quieres dar un paso más, puedes invitar a esa persona a llevar un estilo de vida más sostenible, por ejemplo, regalando objetos que sustituyan al plástico en su día a día: un termo de acero, una pajita para beber de acero o bambú, una bolsa de tela bonita para la compra, un cepillo de dientes de bambú, etc. Si es alguien que trabaja contigo podrías comprarle una taza para la oficina, una cajita de tés orgánicos o un bolígrafo de tinta recargable de los que duran muchos años. Sería la mar de práctico y estarías enviando un mensaje bonito.

Andrea Goro Blog regalos éticos 3

También están los regalos que se hacen por amor

En este caso se supone que tendrías tiempo para buscar o fabricar algo especial y quizás un presupuesto un poco más alto que el de una caja de té.

Si sabes que esa persona quiere una cosa en concreto y la quiere a toda costa porque nada más podría hacerla más feliz, piensa en si ese regalo se corresponde con tus valores: ¿dónde está fabricado? ¿por quién? ¿con qué materiales? ¿qué tipo de mensaje transmite?
→ Si pasa el filtro, adelante.
→ Si no lo pasa, por los pelos, puedes adaptarte o modificar algo.
→ Si no lo pasa ni de broma, tranquilízate: si la persona te quiere comprenderá que prefieres no regalarle ese abrigo de piel o ese top de pedrería cosida por personas explotadas en el otro lado del mundo (por ejemplo).

Si hay algo que necesite también puedes aprovechar y regalárselo, porque te aseguras de que es algo que va a utilizar: un pantalón de yoga, una agenda del nuevo año o unas zapatillas… Y si es algo relacionado con una pasión que tenga esa persona, mucho mejor: pinceles, cuerdas de guitarra, calzado de escalada,… Pregunta a su familia o gente cercana si hay algo que le haga falta. Para compensar puedes añadir un pequeño detalle más divertido; en mi opinión un regalo debe tener cierto punto de sorpresa y emoción.

Si no sabes qué puede hacerle ilusión o qué necesita, entonces toca darle al coco. Yo te propongo algunas ideas:

  • No regales productos textiles al azar sin saber si los necesitan: ¿quién no tiene guantes y bufandas, carteras, gorros o calcetines? ¿Crees, de verdad, que si alguien necesita un pijama va a dormir en pelotas hasta que tú se lo regales? No, seguramente ya se lo habrá comprado… Estas cosas están casi siempre hechas de POLIÉSTER, una resina plástica que no es biodegradable y causa un daño medioambiental enorme (Lee este artículo). Acumulamos muchísimas cosas así cada Navidad.
  • Regala más experiencias y menos objetos (Más creatividad y menos posesiones)
    • Entradas para el teatro, el cine, un festival, un concierto, un musical, un parque temático, ¿a quién no le gusta de vez en cuando? Salimos de nuestra rutina, nos relajamos y disfrutamos de un espectáculo que nos hace soñar y reír. Y si podemos nos vamos también con ellos y de paso pasamos un buen rato juntos (regalar tu tiempo a quien te importa es siempre una buena idea).
    • Tratamientos de salud, relajación o belleza. Normalmente las personas no se compran estas cosas por sí solas y las agradecen muchísimo. Estarás obligándolas a buscar un momento tan sólo para ellas mismas, algo que no se hace muy a menudo en una sociedad tan frenética. Se acordarán de ti en el Spa, créeme.
    • Cursos y seminarios (por ejemplo de buceo, costura, cata de vinos, cosmética, huerta ecológica, Photoshop), un par de clases de ese idioma que siempre quiso aprender (si alguna amistad quiere aprender castellano, por ejemplo, os recomiendo que le regaléis unas horas con Alba, una de las mejores teachers online que conozco), unas clases de ese instrumento que tanto le tienta o una hora de Masterclass con un profesional de la disciplina que a esa persona le interese.
    • Servicios: ¿la persona a quien quieres sorprender tiene un blog o página web? Puedes regalarle la ayuda de una experta en blogs, como Mónica de Blogger Paso a Paso o de un diseñador web, un experto en Marketing, etc… También puedes regalar unas horas de limpieza, por ejemplo, como nos recomienda Merce de Vida Minimalista en uno de sus vídeos. ¿A quién no le gustaría que le limpiasen la casa una semana entera  o que le planchasen las camisas? ¿Y qué me dirías de unas sesiones de coaching, por ejemplo con alguien tan salado como Inma de Living With Choco? A través de Skype te ayuda a conocerte y motivarte en la vida.
  • Evita las compras por Internet siempre que puedas. En la red encontramos literalmente todo lo que buscamos, sin desplazarnos, de manera rápida y, generalmente, a precios muy apetecibles. Sin embargo, estarás generando un gran impacto medioambiental: estos regalos no llegan en unicornios sino en aviones y camiones que emiten C0² a la atmósfera. ¡Y casi siempre con embalajes excesivos! Piensa que el consumo de energía es mucho menor si los bienes se desplazan de manera colectiva a almacenes y tiendas que cuando cada persona los compra de manera individual.
  • Ayuda a hacer crecer tu comunidad antes de ir a comprar a grandes superficies internacionales. ¿Qué cosas de valor se fabrican o realizan en donde vives? ¿Qué proyectos llevan acabo las personas que te rodean día a día? ¿Qué es más importante para ti, la economía local o una taza de Stranger Things hecha en Taiwán? ¡Ojo! Local no siempre significa sostenible o ético, también conviene mirar las etiquetas y embalajes. Pero lo normal es que encontremos siempre alternativas.
  • Haz regalos que mejoren este mundo
    • Objetos que sustituyan el plástico, como decíamos en la primera parte de esta entrada (termos de acero, pajitas de bambú, bolsas de tela,…)
    • Cestas o selección de objetos ecológicos como alimentos o productos cosméticos (la mayoría de personas prefiere utilizar en su piel productos no dañinos e ingerir alimentos no tóxicos, sin embargo, no consumen este tipo de bienes porque el precio es, normalmente, más elevado).
    • Productos de marcas que apuesten por la producción local, sostenible y ecológica, como los pantalones de Xiro. (Mira el vídeo aquí)
    • Productos solidarios y de comercio justo, como los que puedes encontrar en las tiendas de Oxfam de todo el mundo. Estarás ayudando con tu dinero no sólo a agasajar a esa persona especial sino a una causa social importante.
    • Productos de segunda mano para generar menos residuos y, en el caso de la ropa, para no promover la práctica esclavista de los grandes imperios textiles.
    • Productos realizados con material reciclado. En algunos casos estos productos dan trabajo a personas en riesgo de exclusión social. (¡La página de SinDesperdicio os va a encantar, de verdad!)
    • Libros que hagan pensar y reflexionar tanto a adultos como a menores, por ejemplo tratando el tema de la libertad de opinión, la desigualdad de género, el racismo, etc. He encontrado hace poco esta selección de libros infantiles para tratar el tema de la guerra y las personas refugiadas con los más peques de la casa. ¡Me encantaría que me dejarais más propuestas en los comentarios!

ANdrea goro blog regalos responsables sostenible

  • Y por supuesto… ¡HAZLO CON TUS MANITAS! Creo que podría hacer una entrada solamente a este respecto. ¡Hay tantas cosas que podemos fabricar nosotros mismos! Son regalos únicos y personalizados que van con un extra de amor porque implican mucho tiempo invertido en la felicidad de esa persona que lo recibe. Por supuesto sólo es una buena opción para personas que realmente disfruten creando. Os dejo algunas ideas de cosas que he hecho yo misma a lo largo de estos años para mis amistades:
    • Dibujos, postales y tarjetas (¡lo más fácil!) – Si te gusta hacer collages con revistas y material reutilizado, ya tienes diversión asegurada.
    • Poemas o dedicatorias en prosa ¡Hay que contar con un pelín de inspiración!
    • Tebeos sobre algún momento de vuestra vida divertido o emotivo ¡esto lleva tiempo pero es divertidísimo! ¿A quién no le hace ilusión tener un cómic personalizado?
    • Calendarios para todo el año con una buena selección de fotos. Ahora se lleva mucho hacerlos por internet o en las tiendas de serigrafía, pero no hay nada como recortar y pegar tú misma todas las piezas. El resultado es mil veces más mono, o como decimos en Galicia, riquiño.
    • Si regalas cosas no materiales puedes hacer con cartulinas el BONO o VALE del regalo que ofreces.
    • ¡Cualquier cosa que se te ocurra! (Contáctame si necesitas más ideas o si quieres hacer alguna de las cosas mencionadas arriba y no sabes cómo empezar).

Andrea Goro Blog regalos éticos 2

¿Y cómo lo envolvemos todo evitando generar residuos?

No me digas que renunciar al papel de regalo flamante y nuevo te parece CUTRE (en tal caso dime que te resulta TEDIOSO porque prefieres no pasar el trabajo de buscar un sustituto). ¡Que es muy fácil, ya verás! Se han pasado la vida diciéndonos en el cole que debemos ser creativas, imaginativas y buscar soluciones a todas las cosas que queremos cambiar y cuando llegamos a la edad adulta nos desinflamos mogollón: “¿Yo? ¿Reducir el impacto medioambiental de mis regalos? ¿Pero me tomas por el Capitán Planeta ése o qué? ¡Que yo para eso no valgo!”. ¡Atiende, anda!

  • Mi opción favorita: EL FUROSHIKI → Esta técnica japonesa para envolver regalos con retales de telas bonitas te va a encantar. Lee más en este artículo. ¡Empieza a localizar esas telas o pañuelos viejos que te puedan valer! También puedes ir a una tienda de retales donde se venden súper baratos: en vez de tirarlo a la basura, la persona que abra el regalo guardará esta tela para otras cosas. Tú decides si pides que te devuelvan el embalaje o no.
  • Papel de periódico o de estraza reutilizado: Yo lo que hago es decorarlo con otros elementos reutilizados, por ejemplo, recortes de revistas, lazos, botones,… ¡Queda muy bonito! Ya os enseñaré fotos en Instagram estas navidades.
  • Papel de regalo que has guardado de regalos anteriores (si están bien dobladitos apenas se nota).
  • No envolverlo en absoluto → ¿Por qué no? Hay gente menos detallista y este es un país libre. A mí algunas veces me ha resultado más bonito el envoltorio que el regalo que recibía… Think out of the box! (Esta frase es algo así como que abras tu mente y te permitas considerar nuevas posibilidades, y sobra decir que me chifla.)

gifts-2872124_1280

¡Espero que te haya resultado útil esta entrada!
Como siempre, va con mucho cariño.
¡ÁNIMO Y NO DESESPERES! Esta época del año se nos va de las manos a veces, pero basta con pararse a respirar unos segundos y centrarse en lo verdaderamente importante.
Un abrazo.

Anuncios

2 comentarios sobre “Regalos: Cómo decir “te quiero” sin cargarse el planeta

Agrega el tuyo

  1. ¡Que completo!! ¡Cuántas ideas! Me uno a lo de que te limpien la casa, además hay una aplicación muy cómoda para contratar por horas que se llama Wayok que te lo pone muy fácil… Y me apunto los libros para niños que has sugerido, superinteresantes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: